Un recorrido por la Historia en el sur de Extremadura

El municipio de LLerena, el Teatro Romano de Regina o la antigua mina de hierro La Jayona son tres lugares únicos del Sur de Extremadura

Llerena, situada al sur de la provincia de Badajoz, a los pies de la Sierra de San Miguel,  ofrece un rico patrimonio monumental. Fue sede de los Maestres de la Orden de Santiago y del Santo Oficio, su casco histórico aúna multitud de conventos, iglesias y palacios en los que se funde el gótico-mudéjar con el barroco. Además, por su importancia como núcleo urbano, político y administrativo entre los siglos XV y XVII, atrajo a multitud de artistas, lo que la convirtió en un centro artístico de primer orden a la que llamaron «la pequeña Atenas de Extremadura».

Haciendo un recorrido por su casco histórico, podrás visitar la iglesia de Nuestra Señora de la Granada, de estilo gótico mudéjar, hoy solo se conservan los dos primeros cuerpos de la torre, la capilla del Prior, que es renacentista, y la capilla de los Zapata, de estilo gótico-renacentista.

Su estrecha relación con las Órdenes Militares medievales ha dejado un bello conjunto de monumentos religiosos como el Patio del Tribunal de la Inquisición; el Palacio del Obispo; la iglesia de Santiago de estilo hispano-flamenco, lugar donde está enterrado el último Maestre de la Orden de Santiago, Don Alonso de Cárdenas; y conventos como el de la Concepción, La Merced o Santa Clara.

Otros lugares de interés que puedes visitar son los hospitales, eran siete los hospitales de Llerena pero a día de hoy solo se conservan dos: el de San Juan de Dios, con una fachada de aires hispanoamericanos, y el de Santa Catalina, antigua sinagoga.

Dentro de la arquitectura civil, destacan los palacios Maestral, Episcopal, Consistorial y de los Zapata que ofrecen la contemplación de hermosos patios, nobles corredores y amplias dependencias.

Muy cerca de Llerena también puedes visitar las Casas de Reina, donde encontrarás los restos romanos de Regina, un enclave histórico de gran valor patrimonial, que conserva en perfecto estado un foro y un espectacular teatro del siglo I con capacidad para mil espectadores.

El teatro romano fue construido en época de los emperadores flavios y estuvo en funcionamiento hasta el siglo IV. La restauración que se ha llevado a cabo ha permitido ver los elementos originales de este espacio, que fue uno de los más importantes de la Península. Además de servir como centro para realizar espectáculos como las representaciones teatrales, también se desempeñaron en él otras actividades.

Por su parte, el foro romano de Regina conserva algunos cimientos de casas, edificios civiles, pórticos y algún que otro resto de pavimento o de vía romana que te transportan directamente a esta etapa de la historia.

Pero si prefieres disfrutar de la naturaleza en estado puro, a 9 kilómetros de la ciudad hallarás la Morolla, una finca municipal en la que encontrarás gran cantidad de especies autóctonas representativas del sur de Extremadura.

En la localidad de Fuente del Arco, podrás visitar La Mina de la Jayona, declarada monumento natural en 1997, es una antigua mina de hierro, la única de la provincia de Badajoz. Cuenta con once niveles, de los cuales tres están acondicionados para la visita que se hace en grupos reducidos y tiene una duración de una hora y media a pie. En su interior encontrarás un auténtico laberinto con un gran hueco central de paredes verticales que comunican pasadizos y galerías.

Tras ser utilizadas para la extracción de hierro, estas minas han pasado a convertirse en un refugio ideal para la fauna y la vegetación de esta zona. Allí habitan varios tipos de reptiles y anfibios entre los pozos, pero también aves como el búho real, mirlos, jilgueros o la cigüeña negra y mamíferos entre los que destaca una colonia de murciélagos que habita en los huecos.

Pero la principal riqueza de este monumento natural es geológica, puesto que la mina de La Jayona destaca por el gran espejo de falla que podrás ver desde varios niveles y por los pliegues, las mineralizaciones de hierro y el proceso kárstico con estalactitas en formación. Esto se complementa con la espectacularidad de los pozos, los puntos de apoyo, las galerías y las estructuras mineras producto de la excavación, además de los sonidos y los juegos de luces que se producen durante las distintas estaciones del año.

También en Fuente del Arco puedes visitar la Ermita de Nuestra Señora del Ara, considerada la Capilla Sixtina de Extremadura, que cuenta con un variado repertorio de frescos en muros y bóvedas que representan escenas bíblicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here