Cáceres trabaja para recuperar las cifras de visitantes de comienzos de 2020

El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Cáceres, Jorge Villar, ha presentado esta mañana el estudio ‘Estrategias para la reactivación del turismo cultural y patrimonial’ elaborado por el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad y financiado por la Secretaría de Estado de Turismo.

El edil ha explicado que las conclusiones extraídas sobre el estudio servirán de gran ayuda al sector turístico de la ciudad, para conocer que medidas pueden tomar para atraer más visitantes.

Villar ha explicado que los datos de visitantes en 2019 fueron muy positivos y que en los dos primeros meses de 2020 crecieron aún más, siendo los más altos en la historia de Cáceres. Se espera que con el fin del estado de alarma estos datos comiencen a crecer de nuevo, “todas las miradas están pendientes del 9 de mayo, Cáceres lleva trabajando un año y medio para estar preparados para la apertura. Las campañas de publicidad que hemos hecho durante este año han sido muy rentables, han atraído un volumen grande de visitantes, esperamos que esta tendencia siga al alza el resto del año”.

Respecto a los datos de julio y agosto del 2020, «Cáceres ha sido la segunda ciudad con mejores datos de visitantes en verano de todo el Grupo de Ciudades Patrimonio. Además durante 2020 se siguieron abriendo establecimientos relacionados con el turismo y este año hay muchos proyectos en marcha en este sentido».

Según el estudio los visitantes asocian a Cáceres con conceptos como patrimonio, cultura y gastronomía, «Cáceres es vista como una ciudad que aúna patrimonio, arte, cultura, tradición y gastronomía, pero también se percibe como un destino con muy buena relación calidad-precio y con poca masificación, lo que nos va a beneficiar en estos momentos en los que el turista busca espacios tranquilos y seguros», ha explicado Villar.

En relación con los aspectos a mejorar, los visitantes consideran que Cáceres tiene malas comunicaciones, que no hay suficientes eventos durante el año y que no ofrece actividades para todos los tipos de público. La ciudad debe trabajar para conseguir estar más asociada como destino sostenible y de ocio.

El estudio establece líneas de acción para la ciudad que ya se están aplicando, «trabajamos en mejorar la accesibilidad, en aumentar el turismo de experiencia, en seguir ampliando los destinos visitables con la señalización de juderías y morerías y de las zonas rehabilitadas de la muralla, y en formar a todos los actores de la cadena de valor turística para ofrecer una oferta más amplia y personalizada», ha detallado el edil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here