La Siberia, comarca de Badajoz declarada Reserva de la Biosfera el 19 de junio de 2019, ofrece naturaleza, patrimonio, cinco grandes pantanos para bañarse y practicar deportes náuticos, y una gastronomía auténtica

Ubicada en las estribaciones de los Montes de Toledo y limitando con las provincias de Córdoba y Ciudad Real, y al norte con la de Cáceres, La Siberia es un territorio que ofrece una destacada biodiversidad con sus dehesas, llanuras, sierras y embalses regados por los ríos Guadiana y Zújar. Todas las localidades de La Siberia desprenden un particular encanto, pueblos como Fuenlabrada de los Montes, Bohonal de los Montes, Garbayuela, Herrera del Duque o Siruela, que forman parte de un paisaje única donde la naturaleza cobra todo el protagonismo.

La comarca dispone de bellos parajes naturales, fiestas, costumbres y tradiciones con un inmenso patrimonio natural, artístico y cultural y una oferta inmejorable de ociodescanso y buena gastronomía.

La Siberia abarca once municipios y es la primera Reserva de la Biosfera de la provincia de Badajoz. Cuenta también con varios espacios protegidos como las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de Puerto Peña-Sierra de Golondrinos y el Embalse de Orellana y Sierra de Pela, Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) para la Unión Europea y Humedal de Importancia Internacional.

Un patrimonio que se adentra en la prehistoria 

Atendiendo a su patrimonio histórico y cultural, allí podremos encontrar yacimientos prehistóricos y pinturas rupestres, el legado de las Órdenes del Temple y Alcántara a través de sus iglesias y castillos, e incluso la impronta de Roma en la antigua ciudad de Lacimurga.

Es de especial interés visitar el castillo de Puebla de Alcocer del siglo XV que ofrece unas vistas impresionantes de La Siberia y La Serena. En la misma localidad puedes visitar el Museo del Gigante Extremeño dedicado a Agustín Luengo Capilla, un vecino que vivió a mediados del siglo XIX y que medía más de dos metros. Así como también hay que destacar la localidad de Herrera del Duque que perteneció al Ducado de Osuna y a la Orden de Alcántara donde puedes apreciar su pasado señorial visitando las casonas y la Casa de la Encomienda o Casa del Conco.

Como curiosidad, en tiempos de Alfonso X El Sabio, la Reserva Regional del Cíjara era ya lugar de caza y, en sus 25.000 hectáreas, podrás observar los ciervos, jabalíes y corzos que habitan allí así como la gran variedad de especies de aves protegidas, tales como águilas reales, buitres negros, alimoches y cigüeñas negras.

Una tierra para disfrutar de la comida y las tradiciones

Atendiendo a la gastronomía en La Siberia destacan platos típicos de la región como las migas, el gazpacho, el ajoblanco, el escarapuche de peces del río, las calderetas o el tasajo que es un guiso elaborado con carnes de caza, así como también podrás saborear los dulces tradicionales como chaquetías, candelillas, canelones, flores y rosquillas.

En las localidades que forman parte de La Siberia existen diferentes tradiciones y fiestas, celebraciones ancestrales profundamente enraizadas, que ayudan a conformar la identidad de sus habitantes, provistas de un intenso simbolismo que alterna lo pagano y lo religioso. De esta forma tenemos desde el folklore que constituye la esencia de esta comarca, hasta un conjunto de tradiciones, romerías y fiestas patronales impregnadas del carácter popular y el amor por las raíces.

De entre todas destaca la tradicional danza de San Blas, un ritual muy interiorizado cuya importancia supera el ámbito local para ser un referente de La Siberia, se celebra en Garbayuela y es una de las tradiciones extremeñas más antiguas de las que se tiene constancia. La danza es ejecutada por unos 40 danzaores que emplean dos palos rectos de acebuche seco y con nudos, a modo de espadas. Componen un recorrido que finalizará en la iglesia del pueblo, donde se efectuará la misa en honor a San Blas, seguida de una procesión.

El agua, patrimonio natural de la comarca 

La Siberia cuenta con cinco grandes embalses donde poder practicar la pesca y diferentes deportes acuáticos como la vela, el piragüismo, el windsurf o el pádel surf. El embalse del Cíjara, está situado en la Reserva Nacional de Caza del Cíjara por lo que es muy común encontrar por sus rutas algunos ciervos, jabalíes, águilas, perdices e incluso linces. Este embalse, se encuentra rodeado de una magnífica vegetación mediterránea y es una opción perfecta para darse un baño o navegar y pescar por sus aguas.

El embalse García Sola cuenta con un paisaje formado por pinares y eucaliptus así como de grandes formaciones rocosas que constituyen el hábitat natural del buitre leonado, la cigüeña negra, el águila real o el halcón peregrino. Es también un lugar idóneo para la pesca ya que en su interior conviven lucios, black bass, barbos, carpas y bogas. En cuanto a zonas de baño cabe destacar la playa de Peloche en Herrera del Duque.

El embalse de Orellana retiene las aguas del Guadiana y cuenta con una espectacular zona de baño conocida como Costa Dulce donde poder practicar deportes náuticos y observar aves, ya que forma parte de una ZEPA. Además la de Orellana es la única playa de interior con bandera azul de España.

El embalse de la Serena, forma una bolsa de agua que es la segunda mayor de la Península Ibérica y una de las más grandes de Europa. Su construcción sobre el embalse del Zújar, uno de los ríos más irregulares de España, supuso un cambio radical en el paisaje de esta zona, que se transformó de un lugar árido a un mar interior en la comarca de La Serena.

Por su parte, el embalse del Zújar constituye un paraje natural donde poder disfrutar de la tranquilidad del entorno, la belleza del paisaje y la diversidad animal. Además ofrece la posibilidad de realizar deportes como la escalada, el senderismo o el descenso de barrancos.

En definitiva, La Siberia es un auténtico paraíso para los amantes de la naturaleza, la caza, la pesca, los deportes acuáticos y el senderismo. Un lugar único donde encontrar el descanso sin renunciar al deporte ni a las festividades en un entorno natural que merece la pena conocer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here