Los buenos datos de ocupación durante el fin de semana demuestran la progresiva recuperación del sector turístico en Mérida